No más violencia ni ataques a la población LGBTIA

0
395

A solo semanas de la conmemoración de los siete años del horrible asesinato de Daniel Zamudio, y a tan solo 2 años y medio del homicidio de Nicole Saavedra, nos siguen matando.

En estos dos meses:

– Carolina Torres, lesbiana, fue agredida por un desconocido y dejada en estado de suma gravedad.

– Jóvenes menores de edad agredidos en Laguna Verde y en Punta Arenas.

– Arlén Aliaga, estudiante trans, víctima de acoso cibernético e institucional.

– Catalina y Camila, pareja de lesbianas, golpeadas en el Barrio Bellavista por ir tomadas de la mano.

– Luis Lillo, golpeado en el Transantiago.

– Marisol Montenegro, mujer trans, asesinada en Puerto Montt.

– Matías Mella, joven trans, marcado con una esvástica.

-Jóvenes agredidos por un grupo neonazi en Valparaíso.

Esto no da para más

Cuando caminamos por las calles con temor a ser atacados es porque este sistema que perpetúa las opresiones no da para más, cuando la juventud LGBTIA (Lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, intersexuales y asexuales) tiene que vivir oprimida en sus propias familias porque no nos dan trabajo y no logramos la independencia económica condenándonos al trabajo precario, o a la prostitución, es porque este sistema tenemos que derribarlo, cuando despiden a miles de trabajadores -encubriéndolo- como “necesidades de la empresa” dejando familias sin sustento y en la calle, es porque este sistema hay que cambiarlo. A 6 años de la implementación de la ley Zamudio, vemos que no hay cese ni disminución de los ataques por orientación sexual o expresión de género, al contrario, solo durante el 2018 los episodios de homofobia y transfobia aumentaron en un 44% en Chile(1), evidenciando que simplemente votando leyes punitivas en el parlamento no se solucionan los problemas de violencia. Mientras el sistema capitalista sea el culpable de la desigualdad socioeconómica y utilice a su favor las opresiones para explotar y precarizar aún más a la clase trabajadora, y el estado -en manos de los ricos- permita que la iglesia interfiera en la educación, un sector de la población cegada por la cultura conservadora y machista va a creer que pegar y matar a los gays, lesbianas, bisexuales, trans y travestis es lo correcto.

¿Entonces cómo acabamos con la violencia LGBTIA?

Así, mientras exista el capitalismo como sistema de relaciones sociales y productivas, mientas un puñado de hombres y mujeres grotescamente trillonarios sean dueños de las universidades, las empresas, la iglesia, la cultura, se encuentren en los gobiernos de turno y manejen el Estado, continuará la violencia hacia las y los LGBTIA. De este modo, mientras existan los patrones y sus instituciones, habrá un sector reaccionario ( o conservador) que será avalado para discriminar, violentar, hasta incluso matar a alguien por su orientación sexual.

Nosotros, como clase trabajadora seremos más fuertes si no permitimos que la ideología burguesa (de los ricos) nos separe de forma binaria entre hombres y mujeres, entre heterosexuales y homosexuales, entre mapuches y chilenos, entre cis y trans, y nos hagan odiarnos entre nosotros como clase trabajadora.

Necesitamos que los organismos de la clase trabajadora y la juventud (sindicatos, asambleas, centro de estudiantes o el propio partido revolucionario), se posicionen en contra de la LGTBIAfobia y de la complicidad de la patronal y el gobierno, que solo representan la decadencia de la moral conservadora y su incapacidad para resolver nuestros problemas. También tenemos que organizarnos, en la universidad, en los colegios y en los sindicatos para formarnos ahí con métodos de autodefensa, levantando talleres de defensa personal abiertos.

Al Gobierno no le importa

Mientras Piñera y el gobierno se enfocan en la visita de Bolsonaro, el actual presidente de Brasil, en la cumbre Prosur de este viernes 22 de marzo (2), (un general corrupto de ultraderecha que promueve el discurso homofófico, transfóbico, misógino y racista) solidificará la moral de estos grupos reaccionarios “neonazis” que el pasado domingo, propinaron una golpiza brutal a un grupo de amigos en la ciudad de Valparaíso (3), donde como siempre sucede, los carabineros hicieron caso omiso a lo que estaba sucediendo.

¡A levantar una organización revolucionaria mundial que luche por la emancipación de las mujeres y LGBTIA!

Es preciso que, como sectores oprimidos, mujeres, LGBTIA, migrantes y juventud de todo el mundo nos levantemos y organicemos como un solo puño junto a la clase obrera organizada, para ser una alternativa socialista a nivel internacional que le ponga fin a este sistema desigual que mata y castiga, y así poder sentar las bases y organizar una sociedad donde seamos “socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”, como diría nuestra compañera Rosa Luxemburgo.

(1) https://www.cnnchile.com/pais/homofobia-transfobia-aumenta-44-chile-2018_20190320/

(2) https://www.cnnchile.com/pais/movilh-llama-a-protestar-contra-jair-bolsonaro-durante-su-visita-a-chile_20190318/

(3)https://www.soychile.cl/Valparaiso/Policial/2019/03/18/586464/Denuncian-supuesto-ataque-neonazi-en-Valparaiso-los-golpearon-con-cadenas.aspx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here