La descomposición del Frente Amplio: al borde de un nuevo rescate a los mismos de siempre

0
321

Si bien no se llegó a acordar unas primarias entre la oposición y el FA para las elecciones de gobernadores regionales y municipales, deja un nuevo e importante antecedente esta intención del FA de ir en conjunto con los que han sido responsables del saqueo al pueblo trabajador chileno por más de 30 años.

Mientras las cárceles aún albergan presas y presos políticos, mientras aún no hay justicia por nuestros mártires, mientras las víctimas por daño ocular no son compensadas, mientras ninguna de las demandas de la clase obrera y el pueblo ha sido resuelta, mientras aún ni siquiera se realiza el plebiscito, los partidos políticos del régimen se frotan las manos desde ya peleándose los cupos para las venideras elecciones municipales y de gobernadores regionales. En un triste y corrupto espectáculo, se pelean por candidaturas, por cupos, por primarias, es decir, por cuotas de poder dentro del sistema.

En este escenario de mezquinas negociaciones, si bien finalmente no hubo acuerdo para las primarias, el Frente Amplio se abrió completamente a la posibilidad de realizarlas junto con la ex “Nueva Mayoría”. Es decir, haber apoyado candidatos de los partidos de la falsa oposición. En otras palabras, hubiese sido reafirmar una alianza política con los mismos partidos que, junto a la derecha, han gobernado al servicio del empresariado durante 30 años. Para concretar esas primarias comunes, el FA planteó tres condiciones ultra generales, que evidentemente la ex Nueva Mayoría no ha cumplido: transparencia, consolidación de derechos y que ningún candidato esté involucrado en casos de corrupción (¿realmente pensaron que con toda la historia de la ex concerta se lograrían?).

Ya no parece ninguna novedad. Pero debemos recordar que el Frente Amplio, el mismo que firmó el “Acuerdo por la Paz” para salvar al gobierno de un Piñera llevado al borde del precipicio por la lucha revolucionaria, se muestra como “amigo del pueblo”. Cada día se sacan más sus caretas de amigos del pueblo y se muestran como lo que son: enfermeros que vienen a oxigenar un sistema político bipartidista odiado por el pueblo. Vienen a su salvación.

Si el escenario se repite para las otras elecciones del próximo año ¿Cómo lo hará el Frente Amplio para llamarnos a votar por candidatos de partidos que vienen durante décadas robando y oprimiendo a la clase trabajadora? En Octubre del 2019 el pueblo chileno se sublevó no solamente contra el gobierno de Piñera, sino también contra todos los partidos que hoy llaman cínicamente a votar apruebo, cuando ellos defendieron y lucraron por millones con la Constitución de 1980.

Desde el Movimiento Internacional de Trabajadores, MIT, denunciamos que esto demuestra claramente, y una vez más, que el Frente Amplio está dispuesto a ser parte de los mismos que por más de 30 años han trabajado como títeres políticos de los empresarios, quienes han saqueado nuestro país, sometiendo al pueblo a la explotación, la pobreza y el endeudamiento. El Frente Amplio sigue demostrando, a cada paso, que, en lugar de ser una alternativa al duopolio de la ex Nueva Mayoría y la derecha, dan pasos firmes en ser una reoxigenación del sistema bipartidista.  Por eso, no parece raro que el senador PS Carlos Montes lance frases indicando que “ha sido importante lo que ha significado el FA para nuestra historia como país”, tampoco es raro que el parlamentario Garin del FA diga en una sesión que como país deberíamos estar orgullosos de lo que fue Bachelet como presidente.  El FA y el PC son más de lo mismo, no podemos permitir que se depositen confianza en esos proyectos políticos.                                                                           

Sabemos que lo más probable es que la opción Apruebo ganará ampliamente las elecciones del próximo 25 de Octubre. A partir de ahí se instalará el llamado “Proceso Constituyente”, donde nuevamente los mismos partidos y políticos de siempre querrán venderse como la mejor opción. Y a estas alturas, ya es claro que el Frente Amplio está actuando igual a estos mismos políticos de los empresarios. Ellos buscan salvar al estado, las instituciones, pero no resolver las demandas que motorizaron nuestro 18 de Octubre.

Estos lobos disfrazados con piel de oveja lo que intentan es sacarnos de las calles. Buscan llevarnos a las urnas a elegirlos, nuevamente, a ellos mismos. Buscan desorganizar nuestras fuerzas, volver a legitimar las podridas instituciones del sistema capitalista, y conquistar la “paz social”. A ellos no les importan nuestros muertos asesinados por el estado, nuestros presos políticos ni los mutilados. A ellos les importa que vuelva su paz y su normalidad. Esa paz y esa normalidad que ha permitido que por décadas los empresarios amasen fortunas millonarias a costa de la explotación de millones de trabajadores. Son capaces de votar Apruebo, que es la opción de la mayoría de las masas populares, con tal de no perder su poder, y buscarán a toda costa mantenerlo.

Desde el MIT, por supuesto, llamamos a aprobar en el plebiscito, de hecho venimos haciendo una exigencia a que los partidos legales desde el FA y PC a la izquierda abran sus listas para que independientes se postulen como candidatos constituyentes, pues este proceso les pertenece a quienes dieron su vida en las calles por la revolución, no a quienes estuvieron encerrados en sesiones del parlamento votando leyes criminalizadoras como el FA. Les exigimos que abran sus listas pero bajo ninguna imposición política-programática o incluso financiera que sirva para defender su proyecto de reoxigenación a este sistema de hambre y muerte, que abran sus listas a candidatos dependientes que tengan todo el derecho de criticar y denunciar públicamente el proyecto tramposo del mismo Frente Amplio y de todo el empresariado con este Proceso Constituyente, candidatos que impulsen la lucha por Fuera Piñera y todos ellos, por la libertad a los presos políticos y el fortalecimiento de la primera línea, por el fin de las AFP AHORA, por una Asamblea Constituyente libre y soberana, etc. Creemos que por su funcionamiento antidemocrático, es casi imposible que abran sus listas bajo esas condiciones, pero es un deber arrinconarlos con esta exigencia, sino no atienden este llamado será otra muestra que daría cuenta de qué lado están. 

Pero el plebiscito y las candidaturas mediante las votaciones de los de arriba, tampoco es lo más determinante, pues tenemos certeza que sólo en la lucha en las calles, en el paro, en la protesta, en la huelga, en las marchas y barricadas, en las asambleas territoriales y las ollas comunes autogestionadas, vive la verdadera solución a nuestras demandas. Llamamos a aprobar, pero por sobre todo estar alertas, y retomar la lucha, porque sólo así puede cambiar la vida nuestra clase. La lucha por ¡Fuera Piñera y todos ellos! Debemos mantenerla. Debemos luchar por la libertad inmediata a todos los presos políticos, en defensa de nuestra Primera Línea. Luchar por el fin a las AFP ya mismo y avanzar a la expropiación del patrimonio de las familias más ricas que han saqueado Chile. Luchar por una Asamblea Constituyente libre y soberana. Pero, por sobre todo, luchar teniendo la clara perspectiva de que la única forma de garantizar todas nuestras demandas es a través de la revolución social, donde los trabajadores, el verdadero pueblo, tome el poder y su destino en sus propias manos, bajo sus mecanismos de democracia opuesto a la putrefacta democracia de los ricos.

Como siempre sucede en la sucia política burguesa, previo a las elecciones los partidos exhiben su  peor cara. Esta vez vemos la verdadera cara del Frente Amplio. Son un nuevo invento de los mismos de siempre, con cara más amable, pero con el mismo proyecto político que sus maestros: ofrecer sólo mínimas y cosméticas reformas al sistema capitalista, para permitirle a este seguir dominando. El Frente Amplio es amigo de la Nueva Mayoría, y no del pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here