Frente Amplio y la Segunda Vuelta: ¿una alternativa política distinta o salvavidas del duopolio

0
101

 

Hace un tiempo el Frente Amplio (FA), organización que supuestamente sirviera para formar una alternativa nueva y opuesta al duopolio tradicional Chile Vamos – Nueva Mayoría, viene discutiendo si en segunda vuelta llaman a votar o no por la Nueva Mayoría, de hecho plantean llevar a cabo un Plebiscito que lo resuelva. Un par de días atrás, la Izquierda Autónoma (IA) planteó públicamente las condiciones que tendría que cumplir la Nueva Mayoría para entregar su apoyo. Otros dirigentes, como el de Revolución Democrática (RD), dicen que es un “error” y darse por perdido levantar esta discusión ahora, pero han dejado entrever que luego del 19 de noviembre sí apoyarían votar por la Nueva Mayoría. Hasta ahora, solo han sido 2 organizaciones del FA las que han rechazado tajantemente que se vote en segunda vuelta por la NM (Partido Igualdad y Partido Pirata). Con este panorama, el FA no hace más que comportarse como el salvavidas del mismo bipartismo que dice rechazar.

El falso “principismo” como argumento de la IA


El argumento central de IA para levantar esta discusión ahora es que quieren hacer un emplazamiento a la Nueva Mayoría a partir de acuerdos en temas que son “de principio”, ya que a diferencia de RD, ellos no darían un voto de apoyo a la NM solo “a cambio de cargos”. Y si bien ya vimos que para las elecciones pasadas, RD apoyó a Bachelet y tuvieron con ello además cargos en el MINEDUC, lo que plantea IA no deja de ser un engaño, pues más allá de los puntos principistas que propuso (condonación de la deuda CAE, fin de las AFP y el sistema de salud, etc), al realizar estas propuestas desconoce que es la NM quien ha consolidado el sistema capitalista y que ellos son los que perfeccionaron el sistema de AFP, que crearon el CAE y que realizaron reformas nefastas como la Educacional y Laboral. Con esto, hay una total falta de principios, pues pretende negociar con los mismos que han reprimido al pueblo mapuche, traicionado a los estudiantes y favorecido a empresarios con la explotación de los trabajadores.

La trampa de la eterna salida con “plebiscitos”


El FA llamó a una votación abierta por internet -o plebiscito- para que se resuelva si en segunda vuelta votan o no por la NM. Votaciones así, en un sistema político donde nunca es consultada la mayoría trabajadora de la población, generan entusiasmo. Sin embargo, estas votaciones, sin principios claros, pueden llevar a un callejón sin salida. Por ejemplo, hace poco el FA hizo su plebiscito programático, en el cual la gente a través de internet votó distintas propuestas de país, hubo una votación donde se disputaban dos posiciones contrarias sobre la política migratoria: una que se centraba en criminalizar a los inmigrantes y otra que se centraba en garantizar sus derechos. Entonces, ¿qué hubiese pasado si en el plebiscito programático ganaba la posición que criminalizaba a los inmigrantes ? y ¿qué pasaría si en el plebiscito de ahora llegase ganar la opción de en segunda vuelta apoyar a la NM? la democracia debe servir para defender a través de la lucha y movilización las necesidades e intereses de clase trabajadora, sectores explotados y oprimidos más precarizados, de lo contrario no pasa de ser una ilusión engañadora. Quizás en el plebiscito que viene gane la opción de no apoyar a la NM, pero ya el solo hecho de ponerlo en duda y a votación, muestra de debilidad y, servilismo del proyecto del FA con el mismo duopolio que dicen rechazar.  Esta sería una gran traición para todos los honestos simpatizantes que ha tenido el FA, que de hecho han visto al FA como alternativa por el hastío que ya genera la NM y Chile Vamos. El Frente Amplio no puede servir a dos amos: o defiende a las mayorías trabajadoras hasta el final o termina por rendirse más temprano que tarde al empresariado y sus partidos. Y si realmente quiere ser una alternativa distinta, no puede en ningún caso llamar a votar por la NM.

La única candidatura útil sería una que llame a luchar por un Gobierno de las y los trabajadores

Desde el MIT sostenemos que no debemos negociar con los corruptos, con los represores del pueblo mapuche, ni con los que tantas veces nos han traicionado; en los únicos que podemos confiar es en la clase trabajadora. Un candidato honesto que vaya a las elecciones no debe servir para ser consumido por el aparato, sino para luchar permanentemente contra él y sus instituciones, pero que también sea claro en mencionar que con elecciones no solucionaremos nuestros problemas, ya que los mismos empresarios las manejan. Solo con nuestra movilización y organización podremos conquistar nuestras demandas, las que a su vez podrán mantenerse y serán garantizadas si es que los explotadores y corruptos de siempre dejan de gobernar. Para eso, los debemos sacar a través de una persistente movilización que conquiste un Gobierno de trabajadores, con democracia obrera y que instaure el socialismo. Este no es el proyecto del FA, por eso termina en estas discusiones que abren gran espacio para rendirse ante un sector representante del empresariado: el que ha gobernado buena parte de este último tiempo, la NM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here