Desde el MIT repudiamos el avance de Israel sobre la Cisjordania-Palestina Por una campaña amplia de solidaridad internacional

0
261

Este primero de julio, Israel comenzó su plan para anexionar parte del territorio de Cisjordania. Una anexión es la adquisición por la fuerza de un territorio ocupado por la potencia ocupante, en este caso Israel. Es cuando un Estado proclama unilateralmente su soberanía sobre otro territorio. Incluso la anexión está prohibida bajo las leyes internacionales del mismo sistema capitalista.

La anexión de Cisjordania es la legitimación de la ocupación criminal que se expande a pasos agigantados, del apartheid institucionalizado que la misma comunidad internacional con sus gobiernos y la misma ONU ha sostenido de una forma cómplice.

Los 1,5 millones de palestinos que viven bajo sesenta leyes racistas en los territorios ocupados en 1948 (que hoy el mundo denomina Israel) están amenazados de expulsión, como indica dicho plan.

Esa es una situación continua hace más de 72 años, desde la creación del Estado de Israel. Desde el 15 de mayo de 1948, mediante limpieza étnica planificada.

Las consecuencias pueden ser desastrosas, hasta los mismos gobiernos y autoridades empresariales lo reafirman:

  • La ONU, la Liga Árabe y el jefe de la diplomacia europea, han pedido a Israel que abandone el plan y advertido de las implicaciones para la paz regional, mientras Estados Unidos sigue dispuesto a impulsarlo pese a la oposición casi unánime de la comunidad internacional.
  • En Chile desde la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, el senador UDI Iván Moreira, hasta Beatriz Sánchez del FA y Daniel Jadue del PC. Incluso el Senado le pidió al gobierno tomar medidas concretas contra la anexión israelí a partes de Cisjordania, buscando que cualquier acuerdo con Israel deba remitirse sólo a las fronteras de Israel previas a 1967.

El Presidente de la Comunidad Palestina en Chile dijo que : Si anexa lo que ellos pretenden anexar se acaba Palestina, no hay como tener a Palestina el día de mañana

Es por eso que desde el MIT y la LIT-CI repudiamos esta anexión que impulsa Israel y el imperialismo de EEUU con Trump a la cabeza. Llamamos a una campaña amplia en solidaridad con el pueblo palestino, que las protestas de EEUU tomen como su bandera el fin de la ocupación contra Palestina.

Nos sumamos a la más amplia solidaridad internacional. Hasta la Palestina libre, del río al mar.

Pero a diferencia de la hipocresía del Senado de Chile, los parlamentarios, y la misma ONU, somos claros en decir han sido responsables de esta situación al reconocer al Estado de Israel en 1948, que fue construído sobre el genocidio del pueblo palestino. No son posibles dos Estados cuando uno quiere exterminar al otro. Desde el MIT y la LIT-CI somos claros en exigir el fin al Estado de Israel y la construcción de un Estado Único y Laico, con iguales derechos para palestinos, judíos y demás pueblos, etnias y nacionalidades que lo habitan. ¡Exigimos la devolución de todas las tierras robadas a los palestinos!

¡Chile debe romper todos sus tratados con el Estado de Israel, no solo los que estén por fueras de las fronteras posteriores a 1967 como pide el Senado, por un boicot internacional contra el estado sionista!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here