Por decreto se congela alza de transporte, una solución a la medida de los empresarios

0
296

Por Luis Alvarado


Son 6.767 millones de pesos que tendrá el costo fiscal para congelar las tarifas, decreto que entro en vigencia para detener las alzas del pasaje del transporte público, publicado por el Diario Oficial. El mandato aplica en el sistema de transporte de la provincia de Santiago, y de las comunas de San Bernardo y Puente Alto.


Según resolución del panel de experto era necesario nuevamente un aumento de $10 pesos para micros y el Metro, no obstante, quedo sin efecto luego que la subsecretaria de transporte ingresara a contraloría un decreto con el objetivo de anular dicha alza de precio en el pasaje, financiamiento que está cubierto con cargo a los recursos de la partida presupuestaria del Ministerio de Trasporte y Telecomunicaciones, donde según Diario oficial , en caso de no brindar cobertura completa se tendrá financiamiento de la partida presupuestario del tesoro público.


La publicación del Diario Oficial alude “atendidos a los hechos que han acaecido en la Región Metropolitana en los últimos meses, que han significado graves daños a las estaciones de la red de Metro de Santiago y buses, se procederá a dejar sin efecto el aumento, manteniendo las tarifas actualmente vigentes”.


La juventud y su heroica acción de evasiones masivas al metro en señal de protesta frente al alza del pasaje de $30 pesos, dio el inicio de un proceso revolucionario, que ha tenido al régimen político en una crisis más importante dentro de las últimas décadas, que ha demostrado un rechazo a estas medidas del Gobierno en favor de la clase empresarial, que buscan precarizar la vida y aumentar los costos de las familias trabajadoras, donde los estudiantes no son ajenos a las pauperizaciones y los bajos ingresos de la mayoría de la población.


Según un estudio realizado por el centro de desarrollo urbano sustentable de la PUC, refiere que las personas pertenecientes a los 2 quintiles de menores ingresos destinan un 30% de sus ingresos para pagar pasaje en el transporte público, considerando de quienes se encuentran bajo la línea de la pobreza utilizan 4,7 veces más del porcentaje de sus ingresos en movilización en relación al quintil mas rico.


Los jóvenes han demostrado que pueden ser una fuerza como estudiantes secundarios y universitario para oponerse al régimen político y sus partidos tradicionales que vienen en crisis de legitimidad y representación, y además han demostrado que sus críticas son acertadas y representar un malestar que también es compartido por la clase trabajadora, y sectores populares oprimidos y explotados.


El negocio del transporte a llevado a millones de subsidio públicos a las arcas privadas, generando no solo un gran negocio del transantiago destinadas a los banqueros del Administrador Financiero del Transantiago (AFT), formado por el Banco Estado, Banco de Chile, Banco BCI, Banco Santander Chile, y por los proveedores tecnológicos: Banco CMR Falabella, Sonda, a través de un sistema de licitaciones de privados.


Se ha demostrado en Metro S.A un sistema laboral que mantiene la explotación demostrada a través de la subcontratación en Metro S.A, y un valor altísimo del pasaje a $800 pesos, (Ver Gráfico). En la región de Latinoamérica el valor del pasaje de Chile se encuentra en el segundo lugar. Según los precios del transporte público en la región, primero se sitúa Uruguay con un valor de 38 uruguayos, después sigue Chile entre $720 y $800 pesos chilenos, tercero Perú con 2,5 soles, cuarto Brasil en 3 reales, quinto Colombia con 2.400 pesos colombianos, sexto Paraguay con 3.600 guaranies, séptimo Bolivia, octavo Argentina, noveno México, y decimo Ecuador, entre otros.

Es por eso que debemos movilizarnos trabajadores y usuarios del transporte, para que el transporte vuelva a manos del estado, y que sea gratuito y de calidad, y no dependa de partidas presupuestarias decididas por los mismos de siempre que están totalmente desacreditados por la poblacion, sino que sea financiado no solo por la nacionalización de los recursos naturales como el lito, el cobre y los bosques bajo gestión de trabajadores y comunidades (modernizando el transporte innovando en la industria para evitar continuar dañando el ecosistema), expropiando las riquezas de las familias más ricas del país, imponiendo impuestos graduales a sus fortunas. Políticas que solo podrán garantizarse si no se abandonan las calles, si continuamos profundizando este proceso revolucionario en favor fortalecer la organización obrera y popular en las poblaciones y lugares de trabajo, si luchamos por sacar a Piñera y a los de arriba, por una nueva constitución a través de una asamblea Constituyente libre, soberana y democrática. Pero en definitiva luchar por un gobierno de las y los trabajadores y del pueblo, única garantía de cambios reales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here