¡Para recuperar el 10% y TODOS nuestros fondos YA: Fuera Piñera!

0
537

El hecho que la semana pasada se aprobara en general un posible retiro del al 10% de las pensiones, es un triunfo de las movilizaciones y de la Revolución iniciada el 18 de octubre y no de la bondad de los diputados o de la oposición. El debate ciertamente polarizó a la clase empresarial y a sus representantes en el parlamento, quienes de conjunto han sido responsables de los más de 30 años” de pensiones de miseria y robo de las AFPs.

Este martes se retoma la discusión en la Cámara de diputados. Piñera en medio de una crisis política de la derecha ha intentado reordenar al bloque para evitar a toda costa que se retiren esos fondos, proponiendo ahora nuevas “ayudas” a la “clase media”, logrando que solo 5 de los 13 diputados de derecha mantengan la posición, el resto esperaría las nuevas medidas del Gobierno. Por su parte, en el Senado la “oposición” ya estaría afinada por el retiro del 10%, solo le faltarían 2 votos seguros de la derecha.

Según estudios, hasta febrero de 2020 el ahorro acumulado en las AFPs alcanza una proporción equivalente al 80,7% del PIB, es mucho dinero, y el gran empresariado sabe que nosotros queremos recuperar el 10% y hasta el 100% de nuestros fondos, pues el 10% es insuficiente más aún en el marco de la pandemia, y porque han sido décadas de robo de las AFPs .

No podemos esperar más trámites: devuelvan YA nuestros fondos

Desde el MIT estamos por recuperar el 10 y el 100% de nuestros fondos de pensiones. creemos que si bien un retiro de 10% ayuda a muchas familias en el marco de esta crisis, es una iniciativa insuficiente, porque: en primer lugar, si se llegara a retirar el 10%, igual habrá un 90% de nuestros fondos en manos de los empresarios que en un escenario de crisis económica pueden irse nuevamente a pique, ya que los invierten en sus negocios, estando así en una incertidumbre permanente con respecto a nuestras pensiones que ya son miserables; en segundo lugar, porque el proyecto de la oposición le entrega en bandeja ¡al mismo Piñera! que redacte una ley en particular sobre cómo se repondrán esos fondos para nuestras pensiones y, hasta ahora solo se propone un “Fondo Colectivo Solidario de Pensiones” que se financiaría con aportes de los “empleadores y del Estado”, sin embargo “todo deberá ser definido por otro proyecto que deberá enviar el Presidente de la República al Congreso en el plazo de un año desde que se publique la ley; en tercer lugar, porque la letra chica de este proyecto -como el de todos los proyectos de partidos empresariales- da un abismo de espacio para que a finales de cuenta la crisis siga descargándose sobre nuestras espaldas, ya que por ejemplo cuando se habla de que los “empleadores” financien un Fondo Solidario, sabemos que estos “empleadores” probablemente aplicarían despidos o recortes de sueldo para no reducir ganancias (así lo hicieron tras el anuncio de aumento a la cotización con cargo a “empleador” que costó miles de despidos), y por otra parte, si hablamos que el Estado pague, sería a través de nuestros impuestos, no de un gran impuesto a las grandes fortunas. Así, las dos medidas anteriores no tocarán las fortunas hechas por los empresarios a costa de saquearnos; y en cuarto lugar, porque no se responde qué pasará con los trabajadores informales y a honorarios, que poco o nada de cotizaciones tienen.

Pero además, porque el hambre es HOY, y como cualquier trámite legislativo de este parlamento empresarial, puede llevar mucho tiempo dándose vueltas. Ya Piñera vetó la condonación de deudas de pago de servicios básicos, es evidente que es improbable que bajo estas instituciones manipuladas por empresarios logremos siquiera el 10% (y si lo logramos será por la presión que ya hemos dado desde las calles). Necesitamos no solo el 10%, sino el 100% YA, y para eso no podemos sembrar ilusiones en este parlamento como inculca la “oposición” con PC y FA incluidos, sabemos que Piñera también hace de todo para frenar la medida, solo la movilización retomando la revolución iniciada el año pasado puede dar un golpe para poner en jaque a los de arriba y recuperar lo que nos han robado.

No es derecha versus “oposición”. Es trabajadores versus empresarios y sus agentes políticos

Piñera, es un fiel representante del gran empresariado, su familia está segundo en la lista de los grupos económicos con mayor patrimonio en Chile, de hecho, al igual que muchos agentes de la ex concertación, ha sido miembro de directorio de la AFP Provida unos meses antes de ser electo Senador. Esta situación se suma a la bronca que crece por su política criminal frente a la crisis sanitaria y se refleja en que por primera vez tras pandemia cae su aprobación: a un 11,4% según pulso ciudadano y a un 17% según Cadem. Es por toda esa situación que creemos que se debe ir YA, si queremos avanzar en recuperar nuestras pensiones debemos saber que hay que sacar a Piñera del gobierno.

Esa realidad de la derecha y su representante no quita todo el robo que ha hecho la ex concertación con la complicidad del PC que participó en el último gobierno de Bachelet. Buena parte de los ministros de la ex concertación fueron parte de directorios de las AFPs, el mismo Lagos avanzó más en el negocio que ellas podían hacer con nuestras cotizaciones. En plenas protestas por NO+AFP Bachelet se limitó a proponer una “AFP Estatal”, todo con tal de no tocar el negocio de las AFP, ni el negocio de grandes grupos económicos chilenos y multinacionales que tienen nuestra plata invertidas en sus empresas, un ejemplo de eso es el mismo Luksic, que por años ha sido financista de las campañas de la ex concertación.

Es por eso que no podemos poner ninguna confianza en la “oposición”, la ex concertación es responsable de los más de 30 años de miseria y robo. Y ahora a partir de esta iniciativa con el 10% el PS aprovecha de hacer un llamado a toda la oposición para levantar una “alternativa de gobierno” que enfrente a la derecha, intentando lavarse la imagen

Acá la verdadera división no es derecha y oposición, es clase trabajadora versus los empresarios y todos sus partidos (sean de derecha u oposición).

¿Cómo y de dónde recuperar nuestros fondos?

Una investigación de la Fundación Sol analizó el destino del 52,4% del total de los fondos. La distribución de la inversión se encuentra fuertemente concentrada en tan sólo 10 compañías privadas que reciben el 43,2% de la inversión total de la categoría. Por otro lado, tan solo 5 emisores concentran el 26,8%, siendo las inversiones más relevantes las destinadas a ENEL Américas y empresas de retail como Cencosud S.A. controlada por el Grupo Paulmann.

El listado de las 10 instituciones que reciben la mayor cantidad de inversión en la categoría de instituciones financieras está liderado por el Banco de Chile de Luksic, el cual acumula un 17,1%, seguido por el Banco Santander (de dueños españoles) con un 16% de los activos.

Adicional a esto, según un reportaje de “La Segunda” a junio de 2020 el 45% de los fondos restantes estaban fuera de Chile. De ellos, un cuarto, es decir, casi 24 mil millones de dólares, estaban repartidos entre Estados Unidos y Canadá.

Es decir, si queremos recuperar todos nuestros fondos no solo tendremos que enfrentarnos a los dueños de las AFPs (a los Sura de Colombia, al chileno de AFP Modelo, a los estadounidenses de Provida, etc), sino que además a otros grandes grupos económicos y multinacionales. ¡Nuestras platas están distribuida en “peces gordos”, por eso no quieren soltar ni un peso!. Entonces será una pelea difícil, pero no imposible ni menos necesaria, mientras ellos siguen con sus lujos, nuestra gente pasa hambre o muere masivamente por la pandemia.

¡No más AFP! ¡Por un impuesto a las grandes fortunas para asegurar un ingreso mínimo de 600 mil pesos garantizado a todos!

Queremos recuperar nuestros fondos, pero no para seguir pagando las deudas e intereses que nos imponen los de arriba y seguir llenando sus bolsillos. Debemos dar vuelta la torta: o son ellos o somos nosotros. No podemos permitir más despidos que imponen hambre a las familias trabajadoras. Por el congelamiento de precios de canasta básica y arriendos, condonación de deudas y prohibición de corte de servicios básicos. Debemos recuperar todo lo que nos han robado para garantizar ingreso mínimo de 600 mil pesos para TODOS, cesantes, trabajadores informales, trabajadores formales, etc. Este ingreso se debe cubrir con impuesto progresivo a las grandes fortunas -no alcanza con el insuficiente impuesto de 2.5% que propone el PC ya que cubre un ingreso de 412 mil pesos que está en el lìmite con la línea de la pobreza-. Con ello, mantenemos la plata de las pensiones para garantizarlas en nuestra vejez.

Pero además exigir ese impuesto para poner la economía al servicio de frenar la pandemia. Debemos acabar con el negocio de la salud privada y estatizarla bajo control de los trabajadores.

Queremos acabar con las AFP y el robo que nos imponen, luchar por un sistema de reparto y solidario, en el cual los fondos para la jubilación sean controlado democráticamente por los trabajadores.

Sabemos que ésto no se logrará bajo un gobierno de Piñera ni de eventuales Bachelet, solo si retomamos la revolución abierta el año pasado y avanzamos en mejorar nuestra organización y logramos construir un partido revolucionario, podremos avanzar y poner en jaque a los de arriba y abrir espacios para lograr un Gobierno obrero y popular que expropie bajo control democrático de los trabajadores a los grandes grupos económicos y ponga todo ese patrimonio al servicio de detener la pandemia y solucionar el problema del hambre, entre otras cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here