Desde el MIT Chile exigimos libertad inmediata a Sebastián Romero

0
453

En Chile tras la revolución iniciada el 18 de Octubre hemos sido testigo de cómo la política central de los gobiernos, para detener la protesta, es la represión llegando a los asesinatos y además el encarcelamiento de miles de luchadores. Buscan dar “castigos ejemplares”, Piñera es cara fiel de eso, pero es una política que aplican gobiernos se llamen de “izquierda o derecha”. Desde el MIT venimos exigiendo la inmediata libertad a todos los presos por luchar, como mínimo un cambio de cautelar a arresto domiciliario en el marco de la pandemia. En nuestra organización tenemos compañeros presos políticos y madres, por ejemplo el caso de nuestra compañera Gipsy Rivas, que tiene a su hijo Diego Espinoza que se le presentaría una acusación por 10 años de cárcel.

Desde el MIT y la LIT-CI, defendemos con toda nuestra fuerza a los luchadores y a nuestros militantes también, es en ese sentido, que hoy clamamos por la libertad de Sebastián Romero. El 30 de mayo nuestro compañero Sebastián Romero fue detenido en la República Oriental del Uruguay. Sebastián es perseguido político desde el 18 de diciembre de 2017 por haber participado junto a miles de trabajadores y trabajadoras de la movilización contra la reforma previsional que implicó un brutal robo a los jubilados y jubiladas de Argentina. Hasta una recompensa sobre la cabeza de nuestro compañero pusieron: de un millón de pesos argentinos (poco más de 11 millones de pesos chilenos) ofrecida en 2018 por el Ministerio de Seguridad de la Nación de Argentina, una persecución brutal.

Solo por movilizarse para defender a los jubilados, Sebastián hace 29 meses que no puede ver a su familia, ni a sus amigos y amigas, ni a sus compañeras y compañeros de trabajo en la General Motors y de militancia del PSTU. Por lo mismo, su compañero Daniel Ruiz estuvo 13 meses injustamente detenido en el penal de máxima seguridad de Marcos Paz.

¿Quién es Sebastián Romero?

La imagen de Sebastián tirando un artefacto de pirotecnia (de venta libre) se utilizó para hablar de él como si fuese un demonio y así demonizar a todos los manifestantes. Han llegado a decir cualquier barbaridad, alentando las agresiones por redes sociales y demás.

Acá queremos contarte realmente quién es Sebastián Romero, uno de los cientos de miles que el 18 D fue al Congreso para impedir que le roben los jubilados y niños, y fue brutalmente reprimido.

Desde hace doce años, Sebastián es obrero de la General Motors. De 2012 a 2014 fue delegado de sus compañeros, y luego dejó de serlo por un fraude acordado entre la empresa y el sindicato SMATA. A principios de 2017 fue referente de la heroica lucha que dieron los obreros de GM contra las 350 suspensiones que habían acordado el Sindicato y la patronal, gracias a la cual muchos recuperaron sus puestos de trabajo. La empresa le acaba de mandar el telegrama de despido, aprovechándose de la persecución que está sufriendo.

En su barrio, el FONAVI de Rosario, Sebastián se organizó con sus vecinos para protestar por la falta de mantenimiento y de obras, que pone en riesgo la vida de los habitantes. Hace algunos días, finalmente, pusieron las escaleras por las que pelearon, seguro con la intención de “tranquilizar” al barrio que se está organizando también para defender a Sebastián.

Sebastián es un militante socialista y revolucionario. Hace seis años es parte del PSTU, no sólo para organizar mejor la pelea en la fábrica o el barrio, sino para terminar con este sistema capitalista que somete a la inmensa mayoría de la población a una vida de necesidades insatisfechas, miseria y violencia, al servicio de la ganancia de unos pocos; y construir una sociedad socialista, que se organice a partir de las necesidades de la mayoría de la población, libre de toda explotación y opresión. Y para lograr eso, es necesario hacer una revolución, como la que hicieron para lograr la independencia del país, pero encabezada por la clase obrera. Incluso desde su persecución envió un saludo solidario a las movilizaciones que iniciamos en Chile el año pasado.

Todo eso es Sebastián, además de hijo, hermano, tío, amigo. Esto es lo que los medios no quisieron decir.

Campaña por la Libertad inmediata

El Gobierno de Uruguay, presidido por Luis Lacalle Pou, debe enviar de forma inmediata a Sebastián a su país y permitirle la inmediata comunicación con su familia y aquí debe ser inmediatamente liberado por el gobierno de Alberto Fernández y la justicia argentina.

Desde el MIT, la LIT y la familia de Sebastián llamamos al conjunto de las organizaciones a pronunciarse a solidarizarse y pronunciarse por la libertad de Sebastián. Enviemos esta solicitud a la embajada de Uruguay y Argentina en Chile.

¡Por la libertad de Sebastián Romero, Diego Espinoza y todos los presos por luchar en Chile y el mundo!

Envíe adhesiones a :

libertadasebastianromero@gmail.com
mitvozdelostrabajadores@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here