A 7 años del asesinato del dirigente sindical Juan Pablo Jimenez ¡Fin al subcontrato que reduce nuestros derechos!

0
422

Este 21 de febrero del 2020, se cumplen 7 años del asesinato del Dirigente Sindical Juan Pablo Jiménez, trabajador subcontratado por AZETA (cerrada por quiebra), tercerizada en el año 2013 de Empresa Chilectra, hoy 2020, seria ENEL, que también continua con la externalización de los servicios eléctricos y de telecomunicación.

A 7 años de la mantención de la impunidad empresarial amparada frente a la supuesta tesis de la “bala loca”, donde en ultimo juicio responsabilizaron a joven del sector de “La Legua”, de la comuna de San Joaquín, para cerrar causa judicial, en base a esta supuesta hipótesis.

Juan Pablo Jiménez fue en toda su trayectoria como trabajador subcontratado y vocero sindical, enfocado en denunciar las condiciones de explotación de la tercerización del trabajo en las telecomunicaciones y los servicios eléctricos. Rescatamos a este joven dirigente sindical, ya que era un portavoz de exigir terminar con la existencia de trabajadores de primera y segunda categoría, de la necesidad de colocar fin a las condiciones de opresión y discriminación en las jornadas de trabajo, régimen de alimentación y traslado en trasporte de trabajadores subcontratados/as.

Es de considerar que Juan Pablo Jiménez no estaba tan equivocado, ya que si vamos a las cifras en Chile, el 1/3 de la mano de obra nacional se encuentra en situación de subcontratación, regido bajo la normativa laboral de la Ley 20.123, manteniendo la sobre explotación, donde según el sitio web el economistamerica.cl 1 de cada 3 empresas chilenas contrata servicios externalizados, manteniéndose en los últimos 8 años como tendencia mundial neoliberal, teniendo presencia principal en el sector minero, retail, la banca, portuarios, la industria química farmacéutica, el marcketing, las telecomunicaciones, forestales, del trasporte, la salud y la educación.

Necesitamos rescatar el legado de Juan Pablo Jiménez y exigir el fin del subcontrato y derogación de la Ley 20.123, ejecutada por los Gobiernos de la Concertación, y Sebastián Piñera, y la Ex Nueva Mayoría, que fortalece la explotación a las mayorías de los trabajadores, representados en un 45% de la masa laboral del país.

Es urgente que las masas asalariadas se movilicen por el paso a planta de todos trabajadores, por sindicatos únicos y negociación colectiva por rama. Fin al subcontrato que reduce nuestros derechos.

Frente a que las mayorías estamos por una nueva constitución, es necesario a través de no dejar las calles, con movilizaciones masivas, para organizar una real asamblea constituyente, libre y soberana, que permita dentro de otras demandas lograr terminar con la subcontratación y la sobrexplotación de trabajadores en Chile, legado principal del puentealtino Juan Pablo Jiménez que no debemos olvidar y exigir verdad, y castigo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here