La Educación en Chile en medio de la Pandemia

0
344

Raúl Figueroa y Piñera! Con los niños no se metan!

Como ya muchos/as se han enterado por la prensa, el día 15 de Marzo, el ministro de educación Raúl Figueroa, anunció la suspensión de las clases por la propagación del coronavirus, el cual ya lleva un saldo de 7213 contagiados, y un total de 80 muertos en todo el país. Posteriormente, el día 7 de Abril, el ministro de la cartera, nuevamente anunció que la suspensión de clases se extendería por dos semanas más, imponiendo en forma arbitraria que las vacaciones de invierno serían desde el 13 hasta el 24 de abril.

La explicación del ministro para justificar dicho anuncio, fue la siguiente: “debemos saber compatibilizar la medida de prevenir la propagación del virus y proteger la salud de todos los Chilenos, y junto con ello asegurar también que los aprendizajes de nuestros niños y jóvenes no se vean deteriorados por las medidas que se han debido adoptar.

Pese a esta falsa declaración de buenas intenciones, como muy bien sabemos, ni al ministro de educación, ni al de salud, ni a ningún representante del Gobierno de Piñera, le interesa la vida de los Chilenos, salvo si son de los sectores privilegiados. Lo hemos visto, con las trabajadoras que de igual forma han sido obligadas a concurrir a sus espacios laborales, sin mayor resguardo y protección por la pandemia, así como en las empresas que se han “liberado” del pago de sueldos a sus trabajadores, mientras esta pandemia crece.

De llevarse a cabo esta medida anunciada por el ministro de educación, serían alrededor de 3 millones 600 mil niños, niñas y jóvenes, también docentes, asistentes de aula, y trabajadoras de los establecimientos educacionales, quienes estarían expuestos al contagio del COVID-19. De concretarse está grave situación, junto con el alto potencial de aglomeración que existe en las aulas, esto contribuiría a la propagación masiva de la pandemia, aumentando exponencialmente los casos de contagiados, y muertos por esta causa.

A lo anterior, se debe considerar que el potencial de contagiados y muertos por COVID-19 en Chile es muy alto, así lo explicó la viróloga Nicole Tischeler, tras analizar la curva de casos de contagiados por el virus en Chile, señalando que “desde que pasaron 100 días de los primeros infectados en cada país, Chile tiene una tasa de contagio diaria del 18%, comparada con otros países como Italia con 23%, España con 25% y Argentina con 17%”. Además, desde el inicio de los contagios, Chile tiene una diferencia de 100 días con España e Italia, países que respectivamente contabilizan 16972 y 19899 muertes a causa de la pandemia, por lo cual las medidas de este gobierno, sin duda alguna avanzan en esa dirección.

Por lo tanto, no es ninguna casualidad, ni “falta de criterio”, que los diferentes ministros del gobierno de Piñera, apliquen este tipo de medidas, ya que ellos gobiernan para los empresarios, no para la mayoría del pueblo, ni menos para quienes luchamos en contra del capitalismo. Por la misma razón, José Manuel Silva, empresario del grupo económico Larrain Vial, fue sumamente categórico en decir “ No podemos seguir parando la economía, debemos tomar riesgos, y eso significa que va a morir gente”. Es decir, estos tipos nos dicen en nuestra cara, que están dispuestos a acabar con nuestras vidas, con tal de resguardar sus ganancias y privilegios, a costa de nuestra explotación.

¿Que hay detrás del telón?

Es importante aclarar, que cuando hablamos de economía, no solo hablamos de las empresas, el comercio formal e informal, etc, en general hablamos de todas las cadenas de producción y consumo que la integran, por lo tanto también hablamos de las escuelas, el trasporte, y el combustible para trasladarse a ellas, hablamos de los casinos, y las empresas de alimentos que en ellas funcionan, también del uso de agua, luz eléctrica, gas, internet, entre otros insumos, por parte del estudiantado y las trabajadoras.

Por lo tanto, si alrededor de 3 millones 600 mil estudiantes, y así también las trabajadoras se quedan en sus casas, todo este consumo, y principalmente el de trasporte, se ve afectado, lo cual obliga a las empresas productoras y distribuidoras, a seguir bajando los precios asociados a la movilización y el transporte de los trabajadores. Lo mismo ocurriría, si se aplicara la cuarentena total, el nivel de producción y consumo asociado a la movilización y transporte disminuiría, costo que los empresarios no están dispuestos a pagar, por eso, nos obligan a nosotros los trabajadores, que lo paguemos con nuestras vidas, inclusive con la de nuestras niñas/os, lo cual solo aumenta nuestra rabia.

En ese sentido, debemos tener claro que para los empresarios, la clase trabajadora solo somos una mercancía, es decir, da lo mismo si somos hombres, mujeres, adultos mayores, o niños, lo importante para ellos es seguir acrecentando sus ganancias. A partir de esto, se instala todo un sistema de explotación, en donde somos obligados a sobrevivir bajo las reglas que ellos nos imponen, obligados a aprenderlas desde pequeñas, por eso es tan importante la educación, porque según el tipo de sociedad que tengamos, la formación que recibiremos en las aulas, será para la esclavitud capitalista, o para la revolución socialista.

¿Hacia dónde nos conduce este sistema educativo?

El sistema educacional en Chile, como lo han demostrado los estudiantes secundarios en su lucha, está hecho para esclavizar a la clase trabajadora, y no para hacer la revolución, es por eso que existe una educación para ricos, y una educación para pobres, donde la primera sirve para educar a los privilegiados, que se apropian de la riqueza socialmente producida, y la segunda para acostumbrar a los hijos del pueblo a vivir con lo mínimo, y a rendir con lo máximo. De esta forma se busca, que cuando sean adultos, se resignen a recibir sueldos miserables, a trabajar largas jornadas laborales, y más encima a agradecer al patrón, por permitirle ser explotado.

Debido a lo mismo, y pese a la pandemia, no es conveniente para el gobierno y los empresarios, que los niños se queden en sus casas, y dejen de levantarse muy temprano; que en vez de resolver guías y tareas agobiantes, estimulen su cerebro de otras maneras, que en lugar de soportar la monotonía de una jornada escolar completa, se relacionen con sus familias y sus amigos en ambientes de ocio y re creación, porque eso significa afectar el proceso formativo del sistema capitalista.

Sin embargo, en el colegio o en la casa, de igual forma persisten las contradicciones, ya que las trabajadoras que han sido obligadas a concurrir a sus espacios laborales, deben dejar a sus hijos solos, con sus abuelos, con alguna vecina, o bien con algún hijo mayor, situación que vulnera profundamente los derechos de los niños. Pero también las mujeres que realizan trabajo doméstico, deben sumar a su carga laboral cotidiana el cuidado y la supervisión de sus hijos, lo cual aumenta los niveles de explotación hacia la mujer trabajadora.

Continúa la explotación hacia los docentes

Otro sector de la clase trabajadora que se ha visto afectado por estas medidas, son los profesores de colegios municipales y particulares subvencionados, que luego de haber sufrido cientos de despidos durante el paro docente del 2019, (bajo una dirigencia que desistió y traicionó su lucha desde un comienzo), en la actual emergencia sanitaria se han visto obligados a re elaborar el trabajo desde sus casas, añadiendo en sus labores diarias, planillas de registro de actividades, verificadores online, organizando video llamadas, en las cuales, muchos estudiantes en situación de pobreza no pueden participar por no contar con un computador, ni tampoco con servicio de internet en sus domicilios, además de todas las problemáticas que viven día a día las familias de la clase trabajadora.

Nada que exigirles ¡ Piñera y su gobierno deben caer !

Como ha sido explicado, el ministro de educación, así como el resto de los ministros del gobierno de Piñera, no son más que la expresión personificada del sistema capitalista, a quienes no les interesa en lo más mínimo la vida de los niños, niñas y jóvenes. Debido a esto, su moral es totalmente transgresora de nuestros principios y forma de concebir la vida, a ellos no les interesa ni la vida y la salud de nuestros hijos, al contrario, mientras esta pandemia sigue aumentando, las medidas que ha tomado el gobierno solo apuntan a cuidar las ganancias empresariales.

Por lo tanto, frente a este escenario, de despidos masivos, de no pago de sueldos, de desprotección sanitaria total, de caída de los fondos de pensiones, y sobre todo al colocar en riesgo la vida de nuestros hijos, e hijas, ya no tenemos nada que exigirle a este gobierno asesino y criminal. Sabemos que su interés es diametralmente opuesto al nuestro.

Debido a lo mismo, el conjunto de la clase trabajadora y el pueblo, debemos pensar una estrategia de lucha en el marco de esta pandemia, que nos permita auto gestionar la solidaridad y el apoyo mutuo, así como re organizar la lucha en las calles, esta vez para sacar definitivamente a Piñera del poder, acabar con el sistema capitalista, e instalar un Gobierno de la Clase Trabajadora.

Debemos construir un auto gobierno, que resuelva todas nuestras demandas que los gobiernos capitalistas han desechado, lo cual solo será posible con la organización de una la Revolución Socialista, una revolución donde los niños, realmente estén primero, donde no haya educación para ricos y pobres, donde el SENAME ya no exista, sino una red profesional de cuidados para la niñez, y donde la clase trabajadora tome por completo el control de las riquezas, que ella misma a producido en beneficio del pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here