Y los partidos políticos, ¿Qué responsabilidad han tenido?

0
289

Partidos tradicionales

Ex Nueva Mayoría (Concertación):

Durante sus gobiernos han seguido los sueldos miserables, incluso pactados con la CUT estando el Partido Comunista a la cabeza de ésta. Con respecto a la lucha por la educación, mantuvieron el lucro, Bachelet sólo entregó una insuficiente beca de “gratuidad” que hoy han perdido miles de estudiantes. En la lucha contra las AFP nunca han estado por eliminarlas, a lo más propusieron una AFP estatal y el aumento de la cotización que iría a parar a otra entidad en lugar de las AFPs.

Se plantean más cercanos al “pueblo”, sin embargo sus financistas son los empresarios poderosos de siempre. Mantuvieron y profundizaron el modelo económico impuesto por la dictadura, que solo privatiza nuestros derechos. Buscan mantener, un poco más maquillado, el sistema capitalista.

La derecha (Chile-Vamos)

Piñera encabezando a la derecha prometió tiempos mejores, sin embargo solo vemos más cesantía, sueldos que aún no alcanzan para llegar a fin de mes, cierre de empresas, y aumento de precios. Han sido tiempos mejores solo para los empresarios. Piñera frente al movimiento estudiantil, en su gobierno anterior anunció la rebaja del interés del CAE a un 2%: un alivio para los estudiantes sin tocar los intereses de la banca, ya que el Estado, es decir con platas de todos los chilenos, pasó a subvencionar el diferencial. Con respecto a la lucha de las AFPs, su propuesta no fue tan distinta a la de la ex Nueva Mayoría, ya que también se basó en el aumento de la cotización manteniendo el negocio de las AFPs, solo que dice directamente que esta cotización extra sí podría ir a parar a las AFPs para que sigan haciendo sus negocios.

Cuando la discusión dentro de las instituciones se les va de las manos como ocurrió durante el gobierno de la UP, se puso a la cabeza de un movimiento Golpista, con el fin de defender el sistema capitalista que estaba cuestionado por las masas.

Lo “nuevo” el Frente Amplio

Es la nueva ”izquierda”, pero han ido demostrando que con ellos cambios profundos no vienen. Fueron parte importante de la dirección de las principales últimas dos luchas: estudiantil y NO+AFP, sin embargo su centro fue desviarlas para que confiaran en el parlamento, donde todas las luchas y demandas terminan en el olvido. Su primer éxito electoral fue la alcaldía de Valparaíso, y en la Huelga de los portuarios a fines del 2018, mostraron en qué vereda se colocan cuando los trabajadores salen a enfrentar a la patronal: la Alcaldía tuvo solo una actuación asumiendo un rol de “árbitro” para no involucrarse y demostrar que ellos están por defender la “institucionalidad” antes que los derechos de los trabajadores.

El FA tiene organizaciones similares en el mundo como Podemos de España o Syriza de Grecia, esta última mostró lo peor de su sumisión al poder empresarial, traicionando a los trabajadores Griegos que se manifestaron en un referéndum por la salida de la Unión Europea, cosa que el gobierno de Syriza no hizo.

A diferencia de los partidos anteriores no representan directamente a los empresarios, sino a sectores profesionales, y medios. Tienen una crítica al capitalismo, incluso proponiendo otro sistema, pero actúan respetando las normas de este sistema injusto, y por ende lo terminan por mantener.

Organizaciones por fuera del parlamento con métodos ultraizquierdistas

Existen Partidos anticapitalistas o grupos anarquistas que no están en el parlamento y que aparecen en las luchas, pero priorizando las acciones individuales “ejemplificadoras” como los bombazos, que son métodos aislados ineficaces y repudiados por los trabajadores. Estos métodos nada tienen que ver con la autodefensa obrera combativa que se discute y aprueba en una huelga o manifestación, que siendo apoyada por la mayoría, es un recurso necesario para llevar adelante una lucha.

No solo los partidos tradicionales son una traba. Necesitamos organizarnos

Sin embargo no solo los partidos nos juegan en contra, son una serie de instituciones como se verá en las próximas páginas, por eso estos partidos que se limitan a respetar al conjunto de estas instituciones, no sirven para dar la lucha hasta el final por la defensa de nuestros derechos. Los trabajadores debemos organizarnos en distintas instancias (sindicatos, juntas de vecinos, etc) para dar nuestras luchas, pero también debemos avanzar en construir nuestro propio partido que pelee por nuestros derechos hasta el final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here