¡Mas de 400 vidas obreras no quedarán impunes! ¡Exigimos la Estatización con control de los trabajadores de la empresa minera Vale!

0
145
An aerial view shows the area of a collapsed dam in Brumadinho, Brazil, Saturday, Jan. 26, 2019. Rescuers searched for survivors in a huge area in southeastern Brazil buried by mud from the collapse of dam holding back mine waste, with several people dead and hundreds missing. (AP Photo/Andre Penner)

Mineros de Chile y Bolivia en la Red sindical de solidaridad y Luchas

El pasado 25 de Enero en Brumadinho del estado de Minas Gerais en Brasil fue escena de una enorme catástrofe, hubo una ruptura de una represa de residuos minerales perteneciente a la minera Vale. Con la ruptura de este dique se genero una avalancha de lodo y residuos mineros que arrasaron todo a su paso, incluido viviendas. Esta catástrofe dejo el saldo de 179 muertos, mientras que 131 personas aún siguen desaparecidas. Accidentes de esta índole en la minería hacen recordar la situación de los 33 hace unos años, o la tragedia del humo en El Teniente en el año 1945, donde fallecieron 355 trabajadores. Los gobiernos y grandes empresarios son los responsables de estas situaciones, ya que con la producción minera solo se han preocupado de llenar sus bolsillos, y nada les ha importado la vida de los trabajadores, ni sus condiciones laborales. A continuación, dejamos la declaración de los mineros que integran la red sindical de Solidaridad y luchas  ante esta catástrofe.

Nos declaramos solidarios con las familias y el pueblo de Brumadinho en el Estado de Minas Gerais, en el Brasil.

Hasta ahora se contabilizan más de 400 mártires asesinados por el afán de lucro capitalista de la empresa Vale, y los gobiernos pro patronales que han venido apoyando su negligencia en temas de seguridad laboral y ambiental en aras de aumentar sus ganancias. Esta empresa desde el 2010 hasta el 2017 ha ganado más de 80 mil millones de dólares. Esto  demuestra  la absoluta incapacidad de las empresas privadas de garantizar un trabajo digno y la seguridad de las comunidades a su alrededor. Porque lo que está detrás del interés de las empresas privadas es su afán de lucro.

Los obreros mineros debemos llorar a nuestros mártires, cada trabajador que perdió la vida en este crimen, es una prueba de la barbarie capitalista, y para nosotros cada vida obrera cuenta, los accionistas y los políticos capitalistas nunca tendrán el suficiente dinero para pagar lo que vale la vida de nuestros hermanos de la clase obrera, nunca podrán compensar el dolor de las cientos de familias obreras que han perdido a sus seres amados. Para ellos nuestros muertos son solo números y material descartable en el marco de sus jugosas ganancias.

La clase obrera es internacional, desde Chile y Bolivia sentimos estos muertos como nuestros, y sabemos que si los trabajadores no nos organizamos y luchamos todos los días, esas muertes podrían ocurrir en cualquier otro país.

Pero la clase obrera también tiene su propia fuerza y sabe luchar y tener victorias, hoy más que nunca es muy importante la unidad obrera internacional. Desde Chile y Bolivia apoyamos las reivindicaciones que está levantando el movimiento minero en Brasil.

Los sindicatos mineros debemos ir más allá de la simple lucha reivindicativa, no se trata solo de exigir buenos salarios a los capitalistas, debemos ser conscientes que está en juego nuestra  vida y la de nuestras familias y comunidades. Por eso debemos exigir leyes mucho mas firmes en la prevención de accidentes laborales. Debemos exigir la cárcel para todos los responsables de este crimen, que no queden impunes ni los empresarios, ni los políticos.

Pero como es nuestra vida la que está en juego y somos nosotros los obreros los que creamos la riqueza nos parece que es momento de que  luchemos por la estatización de las minas y que sean controladas democráticamente por los trabajadores. Nosotros seremos mucho más serios y responsables para garantizar nuestra propia vida y la de nuestras familias. La mina de Huanuni y Colquiri en Bolivia son ejemplos de que esto es posible. Y el accidente en la Vale con más de 400 muertos demuestra que la estatización es urgente.

¡Toda solidaridad al pueblo de Brumadinho y a los trabajadores de la Vale S.A. y sus familias!

¡Basta de impunidad: la Vale criminal tiene que pagar por sus actos! ¡Prisión y confiscación de los bienes de los responsables!

¡Por más inversiones públicas en la fiscalización de las represas y de la actividad minera!

¡Por el fin de las represas! ¡Por más inversiones para cambios en el modelo de beneficios de minerales, que genere empleos y preserve el medio ambiente y las comunidades!

¡Estatización sin indemnización de la Vale, la Samarco, la CSN, bajo control de los trabajadores y de las comunidades!¡Por un gobierno socialista de los trabajadores que ponga nuestras riquezas al servicio del conjunto de la sociedad!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here