HUELGA GENERAL YA: FUERA PIÑERA, EL PARLAMENTO Y EMPRESARIOS FUERA LOS MILITARES DE LAS CALLES ¡AUMENTO DE SUELDOS! ¡FIN A LAS AFP YA!

0
165

Ya es claro que las movilizaciones no se tratan solo de 30 pesos en el alza del pasaje, se trata del hacinamiento en hospitales, de los miles de muertos mientras estaban en listas de espera, de las alzas en la luz, se trata de pensiones indignas. Claramente esta sociedad de capitalismo no da para más. Las y los trabajadores, la juventud y la población en general no aguantamos más.  Por eso estallamos y por eso, frente a la represión, hay manifestaciones violentas.

El viernes pasado la situación llegó llegó a un pick con estaciones de metro incendiadas en Santiago. El fin de semana la situación se agudizó con barricadas, saqueos y enfrentamientos. Se abrió todo un debate si es o no es la forma de protestar, pero si en Chile hemos sacado alguna primera conclusión, es que tras años de importantes manifestaciones pacíficas por la educación, contra las AFPs, por los derechos de las mujeres, del pueblo mapuche, entre otras, los distintos gobiernos no han dado ninguna respuesta satisfactoria a nuestras demandas, por el contrario: lanzan reformas que mantienen el negocios de las AFPs, de la educación y la crisis en la salud continúa. Entonces, querámoslo o no, estas acciones estallaron por esa sordera de los gobiernos, y hoy han hecho que el Gobierno tuviera que retroceder con el alza del pasaje, y el mundo entero puso los ojos sobre Chile y las demandas que nos ahogan a los trabajadores desde hace años.

Debemos dar un salto en la organización

Las protestas actuales se pueden comparar con las que existieron en tiempos de dictadura de Pinochet, por lo tanto se requiere que aprendamos de ese proceso para tomar ejemplos de organización que nos sirvan. Hasta el día de hoy, las protestas han sido espontáneas, se convocan por redes sociales o simplemente estamos en las calles. Pero si queremos profundizar los triunfos luego del congelamiento del alza del pasaje, hay que dar un paso importante: debemos organizarnos para trazar un plan de lucha trabajado con seriedad. Este plan de lucha debe incorporar las principales demandas que acordemos en nuestros espacios de organización.

Levantemos Asambleas en nuestros barrios y lugares de trabajo

Para organizar las siguientes manifestaciones debemos convocar a asambleas en barrios con los vecinos y lugares de trabajo con los compañeros. Que estas asambleas escojan a representantes para coordinar ciertas tareas. Estos representantes deben tener cargos revocables. En las asambleas se debe discutir las demandas más importantes que estamos exigiendo.

En los lugares de trabajo debemos hacer presión para que los dirigentes sindicales convoquen a asambleas.

En estas asambleas debemos preparar y garantizar la Huelga General, un plan de lucha con objetivos claros. También se debe organizar el traslado en el marco del no funcionamiento del metro y otros medios de transporte en regiones, y el abastecimiento en caso de que sea necesario por el cierre de supermercados.

Organicemos la autodefensa

Frente a la militarización de buena parte de Chile, debemos organizar la autodefensa, con comités de vigilancia, comités de seguridad, entre otros. Esta autodefensa se debe organizar en las asambleas bajo discusión democrática, para luego poner en práctica las tareas y medidas votadas.

Un llamado a la tropa: defiendan al pueblo trabajador y rompan con los oficiales corruptos

La tropa, hijos de trabajadores, que vienen de familias que han sufrido las pensiones de miseria, una educación en crisis, problemas con los bajos sueldos, la crisis de la salud, entre otras cosas, tienen que ponerse en defensa de su gente, de sus familias trabajadoras, de su clase. Es necesario que rompan con los oficiales que los oprimen, que tienen privilegios de toda índole y que han sido los grandes beneficiados con sus casos de corrupción. Si toman las armas, que sea para ponerlas a disposición de la defensa de las y los trabajadores, que se sumen a esta lucha porque es la lucha de su clase.

Huelga General YA

El paso clave para poner en jaque al gobierno y los empresarios es hacer una Huelga General que paralice la producción y así afecten sus ganancias. Esta huelga general debe incorporar a los sectores productivos más importantes: mineros, portuarios, forestales, salmoneras, etc. Los portuarios y mineros ya hicieron un llamado a huelga, el resto de los operadores y obreros debemos hacer eco de este llamado. El objetivo de la huelga debe ser exigir las siguientes demandas:

¡Fuera Piñera el parlamento y empresarios!

Este gobierno no da más, demostró no responder a nuestras demandas. Pero Piñera es la punta del iceberg, no se trata solo de él. La ex Concertación profundizó el modelo neoliberal impuesto en dictadura, que dejó en el suelo nuestros derechos a pensiones y trabajo digno, a la educación. Le abrieron paso a los grandes empresarios internacionales y nacionales para saquear nuestros recursos naturales. Tampoco son una alternativa en la que podamos confiar.

El parlamento y todas las instituciones están totalmente financiadas por empresarios. Son sus instituciones, su “democracia” y han demostrado no servir. Por eso no podemos confiar en el Frente Amplio o el Partido Comunista cuando nos llaman a confiar en el parlamento y el diálogo para tener victorias. Solo podemos confiar en nuestra autoorganización y movilización.

¡Fuera los milicos de las calles!

Exijamos la desmilitarización inmediata de las calles, no hay cabida al diálogo cuando el gobierno está con armas en las calles.

¡Aumento general de sueldos!.¡Fin a las AFPs YA!

Ya conseguimos el freno al alza del pasaje, debemos seguir por el freno y retroceso en el alza de la electricidad, por un aumento general de sueldos que responda a la realidad del costo de la vida. Debemos retomar la demanda por el fin de las AFPs YA, que se instaure un sistema solidario, de reparto y tripartito. Exijamos fin a la cesantía y al subcontrato. Reducción de la jornada laboral para así garantizar empleos para todos.

Impuestos a las grandes fortunas

No podemos seguir permitiendo que los empresarios nacionales y de transnacionales se lleven nuestras riquezas. Gran parte de los recursos del Estado vienen de los impuestos de los trabajadores y sectores más pobres, mientras los empresarios hacen millonarias evasiones. Debemos exigir un aumento de los impuestos a las grandes fortunas.

Abajo la Constitución del 80

La privatización y saqueo de nuestros derechos como la pensión, al trabajo digno, la salud y educación, se hizo letra y ley en la Constitución de la dictadura impuesta mediante un baño de sangre. Es necesario sacarnos esta camisa de fuerza que es la Constitución del 80.

Las y los trabajadores necesitamos un partido para la revolución socialista

En este proceso de movilización necesitamos organizar un camino para conquistar una sociedad opuesta a la capitalista decadente. Los empresarios tienen sus partidos para organizarse y atacar nuestros derechos. Las y los trabajadores necesitamos una organización igual o superior, para eso necesitamos construir un partido que tenga un proyecto de sociedad y que ese proyecto se ordene por la necesidad de una revolución socialista que ponga a la clase obrera y trabajadora en el poder, para sacar a todos los empresarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here